LifestyleTecnología

Crónicas de Tuenti: Cómo la red social más querida de España conquistó el mundo digital

Hoy recordamos la historia de Tuenti. La red social que dejó una huella en toda una generación de jovenes. Los que ahora tenemos treinay

Hoy estaba delante del ordenador. No sé si por un reflejo olvidado de mi cuerpo o por pura nostalgia, mis dedos teclearon Tuenti.com en la barra de la URL en mi navegador. No encontré nada. Pero hubo un momento en España, antes de TikTok o incluso de los smartphones, que pasábamos el tiempo en esa página web. ¿Quieres recordar conmigo los buenos momentos de Tuenti?

Tuenti ya no existe. Pero dejó un poso increíble en nuestra cultura.

La red red social española empezó su andadura en el año 2006 y alcanzó su momento de mayor popularidad en entre 2008 y 2010. Luego pasó a ser una marca de telefonía –una de las primeras OMV de España– para acabar desapareciendo como marca hace unos años.

¿Qué significó Tuenti para los que tenemos unos trentaytantos?


Tuenti: la red social más querida de España

Tuenti era la red social española de la que todo el mundo hablaba a finales de la primera década de 2000. Eran los comienzos de la Web 2.0. Las redes sociales llegaban a nuestra vida poco a poco. Aún no teníamos smartphones potentes. Aún pasábamos más tiempo al ordenador que en el móvil.

No conocíamos el postureo, ni los challenges, ni queríamos ser virales.

Los jóvenes españoles estaban absolutamente obsesionados con esta plataforma que les permitía conectar con amigos, compartir experiencias y mantenerse en contacto con sus seres queridos. Tener perfil en Tuenti se convirtió en una obligación social. Era para muchos, el corcho de la habitación, lleno de fotos con amigos. Fotos en las que daba igual como salieras, porque simplemente eran recuerdos que querías compartir con tu círculo cercano. No conocíamos el postureo, ni los challenges, ni queríamos ser virales.

Era como el Facebook español, y rápidamente se convirtió en una sensación nacional. El éxito de Tuenti llamó la atención de grandes empresas tecnológicas internacionales y demostró que incluso las empresas locales podían competir a escala mundial con las herramientas adecuadas y un enfoque innovador. Es increíble pensar cómo Tuenti marcó a una generación en España e influyó en la forma en que la gente se conectaba en línea.


Los orígenes y primeros años de Tuenti

Tuenti fue fundada en 2006 por Zaryn Dentzel, un joven emprendedor estadounidense que había llegado a España para estudiar. Dentzel visualizó una plataforma que permitiera a los jóvenes españoles conectarse con sus amigos y compartir sus experiencias de manera sencilla y personalizada, algo que en aquel momento no existía en el mercado local.

Por aquel, una tal Facebook empezaba a hacer mucho ruido. Tal vez, inspirado por el éxito de Zukergberg, Dentzel decidió que ese modelo podía funcionar en España.

El nombre de la plataforma, Tuenti, es un juego de palabras entre “tu ente” y “twenty” (veinte en inglés), haciendo referencia a la idea de que la red social estaba enfocada en jóvenes de alrededor de 20 años. La plataforma comenzó como un proyecto modesto, pero rápidamente empezó a ganar popularidad entre los jóvenes españoles gracias a su fácil uso y a su propuesta innovadora y localizada.


Pronto se empezó a hablar en la calle, entre amigos, de una plataforma que era lo más y a la que solo podías acceder mediante invitación de alguien que ya estuviera dentro. La fórmula perfecta. Todos querían entrar.

Esto te puede interesar: Richie Hawtin eleva el nivel de A Summer Story 2024

Richie Hawtin volverá a la Ciudad del Rock como parte del cartel de A Summer Story 2024, junto a otros confirmados como Carl Cox, Sub Zero Project o Morten.

Durante sus primeros años, Tuenti experimentó un crecimiento sostenido y constante en su número de usuarios. Esto se debió en gran parte a su enfoque en la privacidad y seguridad de los datos, algo que diferenciaba a Tuenti de otras redes sociales más abiertas y públicas como Facebook y MySpace en aquel momento.

Además de su enfoque en la privacidad y seguridad, Tuenti también ofrecía una variedad de herramientas para compartir contenido original, como fotos, vídeos y música. Estas herramientas permitían a los usuarios crear contenido único y personalizado para compartirlo con sus amigos. Esto hizo que Tuenti fuera un lugar divertido y atractivo para los jóvenes españoles, promoviendo así una mayor interacción entre ellos.

Además, Tuenti también se caracterizó por su gran compromiso con el diseño web moderno y la facilidad de uso. Esta dedicación al diseño atrajo a muchos usuarios que buscaban una plataforma intuitiva para comunicarse con sus amigos. Con el tiempo, estas características ayudaron a Tuenti a convertirse en la red social más popular entre los jóvenes españoles durante muchos años.


El rápido crecimiento y expansión de Tuenti en España

El éxito de Tuenti en España fue sorprendente, y en poco tiempo se convirtió en la red social más importante del país. A medida que su popularidad crecía, también lo hacían las expectativas de sus usuarios y la presión para mantenerse a la vanguardia de las tendencias digitales.

Una de las claves del éxito de Tuenti fue su enfoque en el mercado español y su compromiso por ofrecer una experiencia única y adaptada a las necesidades de los jóvenes españoles. Esto incluía una interfaz sencilla y fácil de usar, así como herramientas para compartir fotos, mensajes y eventos con amigos y familiares.

La rápida expansión de Tuenti también se debió a su estrategia de marketing y promoción. La plataforma se dio a conocer a través de eventos y colaboraciones con artistas, deportistas y personalidades del mundo del entretenimiento. Además, Tuenti supo aprovechar el boca a boca y las recomendaciones de sus usuarios para atraer a nuevos miembros a la red social.

Cosas que nos gustaban de Tuenti

Tuenti fue la primera red social para muchos. Hoy en día estamos acostumbrados. Pero en aquellos años todo era nuevo, experimental. Molábamos mucho.

Etiquetar a amigos en nuestras fotos en el espejo

Hoy en día estaría mal visto. Pero lo hacíamos.


En Tuenti, las etiquetas en las fotos no eran solo una forma de identificar a nuestros amigos en las imágenes, también eran una manera de demostrar nuestra amistad y complicidad. Era común ver fotos frente al espejo en las que nos etiquetábamos mutuamente con frases como “Si me muero mañana, ¿qué me dirías hoy?“.

Des etiquetarse de una foto era casi un insulto, y podía generar conflictos y malentendidos entre los amigos. Verdaderas amistades se rompieron por ello. Además, si te etiquetaban, tenías la obligación moral de comentar algo. Ninguna foto quedaba sin comentarios:

¡Foto Tuenti!

La foto Tuenti fue un género fotográfico en sí mismo. Daba igual la iluminación, el enfoque no estaba muy mirado y quedar bien en la foto no era obligatorio.

La foto Tuenti, casi siempre en grupo o con algún amigo o amiga eran la prueba empírica de lo que habíamos hecho el finde. Subíamos fotos, muchas fotos de nuestros planes. A diferencia del excesivo postureo de las fotos actuales, la «Foto Tuenti» era un momento divertido e improvisado.

El tablón como carta de presentación

Cuando agregábamos a alguien a nuestro Tuenti. El tablón y la foto de perfil o el estado eran las primeras cartas de presentación. Podías ver parte de la personalidad en ellos. Aquí sí que había bastante postureo. Pero ¿qué sería de las redes sociales sin eso?


Así se veía Tuenti

La gente podía entrar en tu perfil para dejar comentarios. La popularidad en Tuenti se medía en comentarios y visitas en el perfil. Es muy loco hoy, pero se podía ver cuánta gente te visitaba!

En Tuenti, los estados eran una forma popular de expresar nuestras emociones y pensamientos de manera pública. A través de estos estados, los usuarios solían enviar indirectas a su crush utilizando letras de canciones o frases enigmáticas. Si tu crush te hacía caso y te preguntaba por el significado de la frase, siempre podíamos responder que era “solo una canción”. Pero ya teníamos la excusa perfecta para seguir hablando.

Las notificaciones en el perfil

La alegría que te daba llegar del instituto o levantarte el domingo y ver un montón de notificaciones de comentarios o etiquetas en color verde. Nos sentíamos importantes.

Las notificaciones marcaban nuestro nivel de actividad social. Demostraba que éramos alguien en la red social. Incluso se subían fotos presumiendo de un perfil con muchas notificaciones.

Los mensajes privados

En Tuenti, los mensajes privados eran el espacio donde se desarrollaban las conversaciones más íntimas y secretas entre los amigos. A través de estos mensajes, los usuarios compartían confidencias, chismes y secretos que no podían ser revelados en público.

Aunque la plataforma posteriormente incorporó un chat, los mensajes privados eran el medio original de comunicación entre los usuarios de Tuenti. Estos mensajes eran una forma de mantener la privacidad y el salseo en nuestras conversaciones, y nos permitían establecer una comunicación más cercana y personal con nuestros amigos. Enterarnos de lo que nuestro amigo o amiga le había sacado a nuestro crush la noche anterior o el cotilleo del grupo.

Aquella edición de fotos…

Photoscape era la herramienta de edición de fotos por excelencia en la época de Tuenti. A través de este programa, los usuarios podían retocar sus imágenes para darle un toque personal a sus fotos.

Editando fotos pal Tuenti

Los mosaicos y los marcos en las fotos eran la edición por excelencia. También había filtros, pero nada que ver con lo que ofrecen redes sociales como TikTok hoy en día. Todo era muy exagerado. Necesitábamos plasmar nuestra personalidad en todo.

La cámara de fotos en lugar del smartphone

Para los más jóvenes, tenemos que contar que en 2008 los smartphones no estaban entre nosotros como ahora. Sus cámaras de fotos, dejaban mucho que desear. Siempre algún amigo o amiga (ellas lo tienen más fácil con el bolso) llevaba una cámara de aquellas, en formato pocket, para poder tomar fotos de quedadas en grupo.

Por no existir, no existía ni el palo selfie. Que, pensándolo bien, nos hubiera venido muy bien en aquellos tiempos.

Tuenti no solo fue una plataforma digital exitosa, fue una forma de vivir la vida cuando éramos jóvenes.

En la calle se escuchaban expresiones como “invitar a eventos” “petición de amistad” o “¡Foto Tuenti!” Para muchos jóvenes, Tuenti fue su primera experiencia en una red social, y a través de ella pudieron conectarse con amigos, compartir momentos importantes de sus vidas y descubrir nuevas formas de comunicación y expresión.

La popularidad de Tuenti también generó un fenómeno social en España, donde la plataforma se convirtió en un símbolo de identidad y pertenencia para millones de jóvenes.

Tuenti fue un espacio en el que los usuarios podían explorar y expresar su identidad, conectarse con personas con intereses similares y formar parte de una comunidad en línea.

Además, Tuenti también tuvo un impacto en la forma en que los jóvenes españoles consumían contenidos y se informaban. A través de su plataforma, los usuarios podían acceder a noticias, eventos y promociones de sus artistas, deportistas y personalidades favoritas, lo que transformó la forma en que los jóvenes interactuaban con el mundo del entretenimiento y la cultura.

¿Y tú? ¿Qué es lo que más recuerdas de Tuenti?

Raúl Fernández
Locutor, Productor de contenidos y Técnico de Sonido. Presentador «OHMYDANCE». Apasionado de la radio desde los 11 años. Le gusta la fruta escarchada.

You may also like