Noticias

La guerra de las entradas: EE.UU demanda a Live Nation y Ticketmaster

La empresa Ticketmaster está en el centro de la demanda del congreso de Estados Unidos por monopolio y posición dominante.

Ventas de entradas que duran minutos. Reventa online y especulación. Conciertos multitudinarios. Inflación y costes de producción. La venta de entradas online ha crecido en los últimos años. También lo hace el esfuerzo que los fans necesitan hacer para acudir al concierto de sus sueños.

¿Cuál de todas estas causas es la responsable de que los fans acaben pagando la entrada de un concierto a más del doble del precio que tenían hace 10 años?

Esto te puede interesar: No es cosa tuya: Los precios de los conciertos son más caros

Los precios de los conciertos ahora son mucho más caros que hace 5 años, por ejemplo. No son imaginaciones tuyas. Ir a un concierto es hasta prohibitivo.

Es posible que todas ellas sean causas que ayuden a complicar la situación. En Estados Unidos, todas estas causas parecen apuntar a un denominador común: Monopolio. Al menos, es lo que ha dicho en rueda de prensa el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland.

En 2010 Live Nation Entertainment y Ticketmaster se fusionaban para crear el grupo más importante del sector de los conciertos y espectáculos. Desde entonces, la empresa se ha convertido en líder indiscutible, controlando entre el 70% y el 80% del mercado estadounidense. Administra directamente a más de 400 artistas y maneja más del 60% de las promociones de conciertos a nivel nacional. Además, posee o controla más del 60% de los grandes recintos en Estados Unidos. Gestiona 500 millones de entradas al año en más de 30 países.


El caso de Taylor Swift en 2022

En noviembre de 2022, la venta de entradas para la esperada gira “The Eras Tour” de Taylor Swift –que llega a España el 29 y 30 de Mayo de 2024– se convirtió en un caos que desató la furia de miles de fans en Estados Unidos y atrajo la atención de legisladores y reguladores.

El proceso de venta, gestionado por Ticketmaster, colapsó ante la abrumadora demanda, lo que generó una serie de problemas técnicos y una oleada de críticas. Primer hubo colapsos y problemas técnicos durante la preventa. Más tarde la venta pública se canceló, provocando más confusión.

La propia artista expresó su frustración y desde el congreso de Estados Unidos pusieron el foco en la empresa Live Nation. Incluso el presidente Joe Biden y la Comisión Federal de Comercio, pusieron sobre la mesa nuevas regulaciones para asegurar que todas las tarifas se divulguen de manera clara y transparente. La empresa se defendió de las criticas apuntando a que la situación se había producido por culpa de los bots, que compran entradas de forma automática, colapsando el servicio de su web.


Legisladores como la senadora Amy Klobuchar y el representante David Cicilline pidieron una investigación sobre el dominio de mercado de Ticketmaster y Live Nation. Se plantearon preocupaciones sobre la falta de competencia y las prácticas abusivas en la industria del ticketing​.

EE.UU pide la separación de Live Nation y Ticketmaster

Live Nation ha sido denunciada ante la Justicia de EEUU por el Departamento de Justicia de ese país y dos docenas de estados por abuso de posición dominante y prácticas antimonopolistas. Según la acusación Ticketmaster, han monopolizado la industria de eventos en vivo.

La demanda antimonopolio fue presentada el jueves por el DOJ, 30 estados de EE.UU. y el Distrito de Columbia. El Fiscal General de EE.UU., Merrick Garland, declaró: “Es hora de desmantelar Live Nation”.


Un portavoz de Live Nation afirmó que la compañía se defenderá “de estas acusaciones infundadas” y aseguró que el DOJ perderá en los tribunales porque el caso “ignora la economía básica del entretenimiento en vivo”.

“Live Nation se basa en conductas ilegales y anticompetitivas para ejercer su control monopolístico sobre la industria de eventos en vivo en Estados Unidos a costa de los fans, artistas, pequeños promotores y operadores de locales”, ha dicho Garland.

La demanda contra Ticketmaster y Live Nation es uno de los casos de competencia más significativos presentados durante la Administración Biden, sumándose a otros ya interpuestos contra grandes tecnológicas como Apple, Amazon y Google.

En particular, la demanda sostiene que Live Nation-Ticketmaster infringe la sección 2 de la Ley Sherman, que prohíbe las conspiraciones para restringir injustificadamente el comercio y los acuerdos entre competidores para fijar precios o salarios, manipular licitaciones o repartir clientes, trabajadores o mercados.


Raúl Fernández
Locutor, Productor de contenidos y Técnico de Sonido. Presentador «OHMYDANCE». Apasionado de la radio desde los 11 años. Le gusta la fruta escarchada.
Next Article:

0 %